La historia de la casa de Amityville

Introducción

La casa de Amityville es sin lugar a dudas una de las historias más escalofriantes e intrigantes del mundo del esoterismo y los misterios. Esta casa ubicada en Long Island, Estados Unidos, ha sido protagonista de numerosos relatos de terror y se ha convertido en un icono del ocultismo y la parapsicología. En este artículo exploraremos la historia de la casa de Amityville, desde sus orígenes hasta sus siniestros eventos que la convirtieron en un lugar maldito.

Orígenes de la casa

La casa de Amityville fue construida en 1927 en la comunidad de Amityville, en Long Island. La casa fue construida en un terreno que antes era propiedad de la familia Monson, quienes tenían allí un cementerio. Se dice que este cementerio fue el lugar donde se ejecutó a un grupo de brujas en 1692, lo que podría explicar la inquietante historia de la casa.

La familia DeFeo

En 1965, la familia DeFeo compró la casa de Amityville. Ronald DeFeo, padre de familia, trabajaba en una empresa de automóviles, y su esposa Louise se encargaba del hogar junto a sus cinco hijos: Ronald Jr., Dawn, Marc, John Matthew y Allison. Sin embargo, el 13 de noviembre de 1974, Ronald DeFeo Jr. asesinó a toda su familia mientras dormían, utilizando un rifle calibre 35. Después de los asesinatos, DeFeo llamó a la policía y afirmó que habían sido realizados por criminales desconocidos.

La llegada de los Lutz

Después de la terrible tragedia, la casa de Amityville quedó abandonada durante más de un año hasta que la familia Lutz decidió comprarla en 1975. George y Kathy Lutz, junto a los tres hijos de Kathy, se mudaron a la casa creyendo que era el hogar perfecto para ellos. Sin embargo, pronto empezaron a suceder cosas extrañas y sentir un ambiente hostil en la casa. George Lutz empezó a tener pesadillas recurrentes en las que veía a una figura demoníaca con ojos rojos. Además, encontraron extraños rastros de líquido negro en las paredes y la presencia de moscas muertas por toda la casa.

Los siniestros eventos en la casa

Los Lutz empezaron a experimentar una serie de eventos escalofriantes en la casa de Amityville. Afirman haber visto figuras oscuras, haber oído voces susurrantes en la noche y haber sentido frío en la casa. George Lutz incluso afirmó que había visto a su esposa transformarse en una anciana con un rostro arrugado y aterrorizante.

El evento más conocido y sangriento ocurrió cuando la hija de George, Missy, afirmó haber hecho amistad con un niño llamado Jodie, quien era en realidad un demonio. Según los Lutz, Jodie se convertía en un gran cerdo negro y vieron sus ojos rojos observándolos a través de las ventanas.

La investigación parapsicológica

Debido a los eventos que los Lutz afirmaban estar experimentando, decidieron llamar a un equipo de investigadores paranormales para que examinaran la casa. El equipo estaba compuesto por Ed y Lorraine Warren, expertos en demonología y parapsicología. Los Warren afirmaron que la casa estaba habitada por una entidad malévola que había poseído a Ronald DeFeo Jr. y había inducido a los Lutz a la casa con el propósito de poseerlos a ellos también. Los Warren afirmaron haber experimentado una serie de eventos inexplicables en la casa, incluyendo la aparición de una sombra oscura y la sensación de ser empujados por una fuerza invisible.

La influencia en la cultura popular

La historia de la casa de Amityville ha sido un elemento recurrente en la cultura popular, siendo adaptada a numerosos libros, películas y series de televisión. La película de terror de 1979 "Amityville Horror" recaudó más de $100 millones de dólares y popularizó aún más la historia. Se han hecho varias secuelas y remakes de la película, continuando con el legado de terror que la casa de Amityville ha creado.

Conclusiones

La casa de Amityville es sin lugar a dudas un lugar que ha quedado en los anales de la historia como uno de los mayores misterios del esoterismo y la parapsicología. Se ha vuelto un lugar recurrente en la cultura popular y ha desatado teorías y debates acerca de su autenticidad y sucesos. Lo que es seguro es que la historia de la casa de Amityville es un relato de terror que continuará aterrorizando a quienes la escuchen.