Animales que aún no conocemos

El mundo está lleno de seres vivos que todavía no han sido descubiertos o que apenas hemos comenzado a estudiar. El reino animal es un misterio en constante expansión y siempre nos sorprende con nuevas criaturas. En este artículo podrás conocer algunas de las especies más increíbles que quizás aún no has oído hablar.

Bruja de mar

Empecemos con una especie que parece sacada de una película de ciencia ficción: la bruja de mar (Teuthidodrilus samae). Este gusano de unos 30 centímetros de longitud es transparente y tiene unos tentáculos propios de un pulpo, con los que atrapa su comida. Lo más fascinante es que tiene una especie de cola propulsora que le permite nadar a gran velocidad.

Fénec desértico

El fénec desértico (Vulpes zerda) es el zorro más pequeño del mundo, pero también el mejor adaptado para sobrevivir en las condiciones más extremas. Habita en el Sahara, y se alimenta de insectos, roedores y frutas varias. Sus orejas gigantes le permiten detectar los movimientos de sus presas, y además le sirven para disipar el calor, ya que es un animal nocturno.

Langosta fantasma

La langosta fantasma (Palinurus elephas) es una especie de crustáceo que habita en las profundidades del mar Mediterráneo. Su exoesqueleto semitransparente le da un aspecto de fantasma, y su cuerpo recubierto de espinas le sirve de defensa ante los depredadores. Se alimenta principalmente de moluscos y algas, y puede llegar a medir más de 50 centímetros de longitud.

Pudú

El pudú (Pudu puda) es el venado más pequeño del mundo, y habita en los bosques húmedos de América del Sur. Su tamaño es similar al de un perro pequeño, y su pelaje es de un color marrón rojizo con manchas blancas. Es un animal solitario y de hábitos nocturnos, y se alimenta de brotes, hojas y frutos.

Basilisco verde

El basilisco verde (Basiliscus plumifrons) es un reptil que habita en Centroamérica, y es conocido por su habilidad para correr sobre el agua. Sus patas traseras son alargadas y tienen una especie de membrana que les permite flotar, y además cuentan con unas escamas que les dan un mayor agarre. Son animales omnívoros y se alimentan de insectos, frutas y pequeños invertebrados.

Foca monk

La foca monk (Monachus monachus) es una especie en peligro crítico de extinción, y solo quedan unas pocas poblaciones en peligro de extinción en el Mediterráneo y el este del Atlántico. Son animales solitarios y muy tímidos, y se alimentan principalmente de peces y moluscos. Su pelaje es de color marrón grisáceo y las crías son completamente blancas.

Colugo

El colugo (Galeopterus variegatus) es un mamífero arborícola que habita en el sudeste asiático. A menudo se le llama "el volador" porque es capaz de desplazarse grandes distancias gracias a una membrana que extiende desde sus patas traseras hasta sus dedos. Se alimenta principalmente de hojas y frutas, y es nocturno.

Cangrejo violinista

El cangrejo violinista (Uca elegans) es un crustáceo que habita en las playas del Pacífico. Su nombre se debe a que los machos tienen una pinza grande y otra más pequeña, y cuando las agitan emitiendo un sonido que se asemeja al de un violín. Se alimentan de pequeños invertebrados y algas, y sus madrigueras son muy importantes para mantener la consistencia de la arena.

Erizo moruno

El erizo moruno (Atelerix algirus) es una especie de erizo que habita en el norte de África y en la península ibérica. Se alimenta de insectos, lombrices y pequeños roedores, y su pelaje es de un color marrón oscuro con espinas marrones y blancas. Es un animal muy adaptable y se mueve con gran agilidad entre los obstáculos.

Conclusión

Estas son solo algunas de las especies sorprendentes que el mundo animal nos ofrece. Cada vez que se realiza una expedición o se hace un descubrimiento en alguna zona remota del planeta, es probable que nos encontremos con nuevas criaturas que aún no conocemos. La biodiversidad es un tesoro que debemos preservar, y cada especie que se extingue es una pérdida para todos.